Para los más expertos en el tema quizás no cabe duda, pero es normal que se confundan ya que Yoga y Pilates comparten muchas similitudes. Ambas disciplinas se han popularizado y se han abierto al gran público, se han creado diversas escuelas y estilos distintos que podemos practicar. 

Tanto uno como el otro, son deportes que se pueden realizar en cualquier lugar: para ello, solo necesitamos una colchoneta y nuestro cuerpo

Para aquellos que se quieran iniciar en este tipo de actividades de bajo impacto que están tan de moda desde hace algunos años, desde Nokout explicamos las diferencias para que escojas la que más se adapta a ti. 

diferencias entre yoga y pilates

Los orígenes 

La palabra "Yoga" significa unión entre cuerpo, mente y espíritu en sánscrito, y es una disciplina milenaria nacida en la India como una filosofía y una forma de vivir para fomentar la comprensión de nosotros mismos. 

El método Pilates es un entrenamiento que fue creado como método de rehabilitación en el siglo XX por Joseph Pilates para fortalecer el cuerpo. Fue una herramienta genial para acondicionar el cuerpo y la mente a algunos bailarines y para rehabilitar a los soldados en la Primera Guerra Mundial en un hospital de Inglaterra. 

¿Para qué sirven?

Ambas tienen como objetivo ayudar en la corrección postural, el ejercicio muscular y el bienestar tanto físico como mental.  

Pero como podemos guiarnos por los orígenes de cada uno, el Yoga se centra más en trabajar las emociones y la mente dejando en un segundo plano la fuerza y la flexibilidad, mientras que el Pilates se centra en mejorar nuestra postura y tonificar el cuerpo

 diferencias entre yoga y pilates

Beneficios 

Aunque como hemos visto hasta el momento ambas disciplinas son bastante similares, sus grandes diferencias residen en la práctica y en los beneficios que nos aporta cada una de ellas. 

En el Yoga las posturas se hacen desde los extremos hacia el centro, y Pilates desde el centro hasta los extremos. 

El enfoque que tiene el Yoga para nuestra salud nos hace mejorar el equilibrio, la fuerza y la flexibilidad en el cuerpo, mente y espíritu. Con sus ejercicios de respiración, se reduce la tensión y el estrés. Además, el Yoga regula la presión arterial, mejora el metabolismo y la digestión y fortalece nuestro sistema inmunológico entre otras cosas. 

Los beneficios de practicar Pilates dan como primer resultado el fortalecimiento de los músculos, mejorando nuestra postura corporal, pero teniendo siempre el componente mental de tomar conciencia de nuestro cuerpo y de cómo se mueve en el espacio. Sus ejercicios nos ayudan además a estabilizar la columna vertebral, el equilibrio y la confianza en nosotros mismos.

 diferencias entre yoga y pilates

Ahora que ya sabes las diferencias entre practicar Yoga y Pilates, desde Nokout te animamos a combinar ambas o al menos a practicar alguna de ellas. Y tú, ¿con cuál te quedas? ¿eres más de Yoga o de Pilates?