A través de la práctica de yoga fortalecemos los músculos de todo el cuerpo, además de ganar equilibrio y estabilidad física y mental.  Esta disciplina mejora la coordinación del cuerpo gracias a que muchas partes del cuerpo tienen que trabajar a la vez, lo que aumenta la capacidad de concentración. Los ejercicios de Yoga sirven para relajarse y expulsar el estrés de tu vida, ya que mientras estás concentrado en hacer la postura bien, dejas de pensar en lo que te rodea y tienes un tiempo para descansar la mente.

Está demostrado que existen posturas de yoga que fomentan la apertura del corazón. Estas asanas implican la apertura de los hombros y el pecho, y crean una sensación de liberación de energía a través de nuestro centro cardíaco o chakra cardíaco (chakra Anahata), un centro de energías que gobierna cómo nos sentimos emocionalmente. 

Cuando equilibramos el chakra del corazón, somos capaces de fortalecer el amor propio y el amor hacia los demás. Descubre como la apertura del corazón que planteamos a continuación te dará un impulso adicional de energía y potenciará tus ganas de dar grandes abrazos.

¡Disfruta de estas posiciones de yoga que fluya la buena onda!

1) Postura de El Puente o Setu Bandha Sarvangasana

como-hacer-postura-cobra-yogaLeggings: Cairns Capri | Bra: Caribbean Splash

En la postura de El Puente las piernas, caderas y espalda se levantan y el cuerpo adopta la forma de un puente con la que alcanzarás calma para tu mente y alivio del estrés y la depresión leve. Esta asana estimula los órganos abdominales, los pulmones y la tiroides, rejuvenece las piernas cansadas y ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia. Es una opción terapéutica para el asma, la hipertensión arterial, la osteoporosis y la sinusitis

Esta postura "abridora de corazón" te hará sentir más feliz, además de aliviar los dolores de espalda y cabeza y estimular tu sistema digestivo. 

Como realizar la postura de El Puente:

-Comienza tumbado en Savasana, con los brazos junto al tronco.

-Dobla las rodillas, con los pies sobre el suelo separados 30 centímetros. Acerca las plantas de los pies a los gluteos.

-Agarra los tobillos con las manos. Inspira para levantar las caderas y luego la espalda del suelo. Arquea la columna para levantar más las caderas. Respira de forma uniforme y aguanta durante 20-30 segundos. Suelta los tobillos y baja suavemente las caderas y las espalda hasta el suelo.


2. Postura del Gato

como-hacer-asana-gato-beneficiosLeggings: Rock Crystal | Bra: Candy Kiss

La postura del gato imitan los movimientos de dicho animal, se trata de un estiramiento relajante que fomenta la respiración profunda. El Gato es una asana que fortalece la espalda y la zona pélvica, favorece la flexibilidad de la columna y centra la mente.

Como realizar la postura del Gato:

-Siéntate sobre tus talones.

-Adelanta el tronco hasta adoptar una postura arrodillada a cuatro patas, con las manos separadas a la anchura de los hombros y las rodillas a la anchura de la cadera.

-Espira, arquea la espalda y baja la cabeza, llevando la barbilla al pecho. Haz los movimientos despacio y con pausa.

-Inspira mientras arqueas la espalda y levantas la cabeza para mirar hacia arriba. Espira para volver a una espalda convexa, y baja la cabeza. Continúa el ciclo durante 30 segundos y descansa.

3. Postura de la Luna Creciente o Anjaneyasana

como-hacer-postura-luna-creciente-yogaLeggings: Cairns Capri | Bra: Caribbean Splash

La postura de la luna creciente, arquea mucho la columna y estira la parte trasera de la pierna. Todo el cuerpo dibuja un arco, que se asemeja a la forma de la luna creciente. Esta asana implica la parte inferior del cuerpo, fortalece los glúteos, las piernas, aporta resistencia, y es buena para adelgazar y tonificar. La Luna Creciente corrige la postura, ya que se realiza con la espalda recta, además de fortalecer tobillos y piernas.

Cómo realizar la postura de La Luna Creciente:

-Comienza sentándote sobre tus talones y mantén la columna derecha.

-Adelanta la pierna izquierda y mantente arrodillado con la derecha. Descansa las manos sobre las rodillas y relaja los brazos y hombros.

-Inclina el tronco hacia delante, estira la parte trasera de la pierna derecha y apóyate en la pierna izquierda doblada. Las caderas deben relajarse hacia abajo. La planta del pie debe estar contra el suelo. Si no es así, adelante.

-Inspira, estira los brazos detrás de la cabeza, arquea la espalda y mira arriba. Mantén las palmas unidas. Aguanta durante 20-30 segundos, respira normalmente.

-Aumenta la flexión de la columna con cada espiración. Suelta suavemente y repite con la posición de las piernas cambiadas.

4. Postura de 'El Camello'

beneficios-postura-camello-yogaLeggings: Cairns Capri | Camiseta: Ice Breaker

La asana de El Camello aporta muchos beneficios para la espalda, los abdominales y los glúteos, además de flexibilizar la columna y ayudar a no encorvar la espalda. Esta postura es relajante, sobre todo si pasas largas horas sentada/o, con la espalda encorvada mirando la pantalla del ordenador. Además de abrir el chakra del corazón también puede servir para el chakra de la garganta (Vishuddha). 

Como realizar la postura de El Camello:

Ponte de rodillas sobre tu esterilla. Deben estar separadas a la altura de las caderas. Los tobillos también deben guardar la misma distancia. Estira la espalda.

Apoya el empeine del pie y presiona con las espinillas y los pies hacia abajo.

– Pon las manos en la parte baja de la espalda con los dedos señalando hacia abajo.

– Presiona con las manos para llevar la cadera hacia delante.

Llena los pulmones, levanta los hombros y llévalos hacia atrás.

– Ve inclinándote hacia atrás, despacio, con el mentón cerca del pecho. (La inclinación es con la parte superior del cuerpo, los muslos deberían estar en vertical).

– Una vez que ya te has inclinado todo lo que podías, lleva las manos a los talones. Primero una y luego la otra para que sea más fácil mantener el equilibrio. Mira hacia arriba.

– Echa la cadera hacia delante, siempre tratando de tenerla justo encima de las rodillas.

– Permanece en la posición final durante 10-15 segundos.

– Levanta las manos de los talones y usa los abdominales para volver a la posición inicial. Repite 3-5 veces.

5. Postura de 'El Perro hacia abajo' o Adho Mukha Svanasana

como-hacer-postura-perro-yoga

Leggings: Cairns Capri | Bra: Caribbean Splash

En esta asana, las piernas soportan una gran parte de tu peso y con los brazos también. La espalda y los abdominales intervienen para mantener la postura de V invertida, con lo que ejercitas músculos de todo el cuerpo. Además, tonifica los órganos reproductores y mejora la circulación sanguínea.

Como realizar la Postura del Perro hacia abajo:

Ponte en posición cuadrúpeda sobre tu esterilla: la espalda recta, las manos debajo de los hombros y las rodillas a la altura de las caderas.

– Apoya bien los dedos de los pies porque van a ser tu soporte junto con las manos. Respira profundamente.

– Levanta las rodillas y sube la cadera lo más alto que alcances, manteniendo las palmas de las manos firmemente apoyadas sobre tu esterilla. Aguanta 10 segundos.

– Baja la cadera y vuelve a la posición inicial mientras expulsas el aire de tus pulmones y descansa. Todo ello en 10 segundos.

Lo perfecto sería que tuvieras las piernas totalmente estiradas, con los talones apoyados. Al principio es difícil, no pasa nada si no puedes hacerlo así. Puedes doblar un poco las rodillas para apoyar los talones en tu esterilla, pero siempre recordando cómo es la postura del Perro hacia abajo correcta.

Las posturas o asanas de yoga buscan despertar nuestro cuerpo, nuestra mente y nuestro espíritu. Los beneficios que aportan las posturas del yoga son múltiples, pero si quieres sentirte mejor contigo mismo y con los demás te recomendamos que practiques estas cuatro posturas de yoga semanalmente.